UN DIA DE LLUVIA PUEDE SER COMO CUALQUIER OTRO?

resized_miguel_paggi_un_dia_de_lluvia

Salí igual.

La previsión meteorológica y la finalización de la reciente lluvia no aconsejaba el plan. Ya estaba vestido, una sudadera amarrada a la cintura y una visión de un cielo dramático hacia el norte y con un celeste soleado para el otro lado con un viento que era para todos, era una invitación que crecía al ritmo de los Red Hot en mis cascos, por lo que pie en tierra comencé el camino de 5 km 50 minutos. No sé porqué digo 50 minutos, me aferro a esta premisa cuando en realidad siempre hay alguna piedra donde sentarse esos 15 minutos de movimiento al ritmo del mar.

A los pocos metros, el viento me trajo una bocanada de spray de agua marina en todo el rostro y boca……fffff. El aire en esos primeros 200 mts se hacía de difícil respiración, tomaba aire a un lado o improvisaba una mascarilla con mis manos que cubría boca y nariz. Mientras el viento pegaba en mi observaba la marea de olas crecidas arreciando contra la costa, elevándose lo justo para mi mejor cámara; mis ojos. No maldije no haber llevado cámara. Quienes me conocen, saben de mí y mi fotografía; gracias a ella pude materializar recuerdos imborrables, pero hay otros recuerdos que son los que no se graban en otra memoria que la nuestra, y a veces, confieso se me hace ilusionante el jueguillo ese de mirar con mis ojos fotográficos el instante justo, y guardarlo vivo en mi memoria. Estoy seguro se dibuja una sonrisa al evocar tal momento. Recordar la luz, la velocidad, y por demás los ruidos de ese instante, donde sin máquina alguna archivo.

El camino desde el faro del pueblo hasta aquí está más descampado, el viento de Arinaga ha permitido llegar solo a unos 100 metros de la costa dejando para la zona reparada el atrevimiento de la construcción abrigada de la tormenta, de cara al sol y con el oleaje plagado de surfers y chicos en Body. El mar pegaba contra el bordillo y se levantaba unos 3 hombres. En el paseo, junto a un banco, 2 niños culminaban su preparación a la entrada al mar; neoprenes negros con amarillo fosforito en los hombros, la pita unida al body y las aletas puestas y en 3 pasos estuvieron en el bordillo, allí, donde pegaban las olas, y en la siguiente, así de rápido y en el medio de la espuma saltan…. veo como se miran en el aire, están congelados en mí memoria ya. La espuma tan alta como fondo increíble, con luz de sol que resalta un blanco perfecto y se pierden en ella para segundos mas tardes ya estar bien separados del borde, aprovechando la contraola y unas patadas ya están para coger olas. Otra foto.

Continué con los Red en mis oídos y escuchando mi voz desde mi interior, aquello que llamamos pensamiento y que yo reconozco en voz cuando puedo percibir el perfume de alma a lo que expreso. Cuando el sentir es que Miguel habla.

Se sucedieron muchas fotos más, mientras mis pasos cumplían con los primeros 2 kilómetros, cada tanto me acercaba a estos pensamientos de Chronos y en mi línea iba cumpliendo con una marcha, acostumbrada…. hoy, con un ir y venir de adentro que emocionaba. Me vinieron otras lluvias, muchas. Mi memoria las tiene. Aquellas lluvias donde me encantaba empaparme desafiando a aquel latiguillo “no se mojen” aunque luego me llevara el rapapolvo consabido. Jugué con barquitos de papel en el cordón de la acera, en esos ríos para mi niñez mojada, jugué al escondite, jugué en el barro, anduve a caballo sintiendo aún el olor del pelo empapado, fútbol, conciertos, partidos, viajes, bici, moto, triciclo, patines….. caí de todo lo que lleva ruedas y no ruedas, rompí huesos a lo largo de mi vida y conocí quirófanos y nada pudo quitarme la lluvia y el oleaje, el barro y la hierba húmeda. Lucha el fuego en tantas contra el agua aventajada.

Culminé mi vuelta, mi caminata de extraño sol quemante de invierno entre tanta agua llegada y me llevé de nuevo el viento, ya no con la sudadera agarrada, con la llegada a mi casa de tantas lluvias pasadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR